Está aquí: La Asociación ¿Quiénes somos?
 
 

¿Quiénes Somos?

PRESIDENTEAntonio S. Ramos Puertas
VICEPRESIDENTEAna María Molero Giménez
1º SECRETARIAMarta Valpuesta Bermúdez
2º SECRETARIOVictoriano Valpuesta Bermúdez
TESOREROEnrique Maraver Reyes
VICETESOREROFernando Yuste Guisado
VOCAL DE CULTOSFrancisco de Asís López Sánchez
VOCAL DE OBRAS SOCIALESAntonia del Toro Rodríguez
VOCAL DE CULTURAEnriqueta López Lozano
VOCALES DE MANTENIMIENTO Y CONSERVACIÓN: José Aparicio SánchezEsperanza Rubio Navarro
VOCALES DE RECUERDOS Y OBJETOS DE DEVOCIÓNRosa Cerdido ViañoMari Ángeles Martínez Ruiz
VOCAL DE JUVENTUD: Pablo García Pavón
CAMARERASMª Dolores Gálvez PedrajaMª de los Ángeles Hernández Vázquez

La Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando tuvo sus comienzos cuando el entonces Arzobispo D. Marcelo Spínola, quiso celebrar el primer aniversario de la coronación canónica de Ntra. Sra. de los reyes, de la que había sido un ardoso impulsor, con un acto extraordinario en la Capilla Real, el domingo, 3 de diciembre de 1905, víspera del Aniversario de la coronación.

En dicho acto presidió el Santo Rosario para seguidamente bendecir una lápida conmemorativa de la coronación. De aquí surgió la idea de crear una asociación o congregación que tuviese por fin rezar la Salve todos los sábados ante la virgen de los Reyes. en unos día se apuntaron más de 200 asociados que fueron el germen de la Hermandad de Ntra. Sra. de los Reyes y ya al día siguiente 4 de diciembre aparece el primer asiento de la tesorería de la incipiente Hermandad hasta los años 30 en un libro de Acta que se conserva en el archivo de la Asociación.

Al fallecer el cardenal Spínola al mes siguiente, el 19 de Enero de 1906, sería su sucesor el Cardenal, D. Enrique Almaraz y Santos quien confirmó definitivamente los Estaturos de la Hermandad en 1909.

Con el paso de los años quedaron vacantes los cargos de las primeras Juntas por el fallecimiento de la mayoría de sus miembros. Fue entonces cuando el capellán Real D. José Sebastián y Bandarán, gran devoto de la Virgen los Reyes, expuso la situación al Cardenal Pedro Segura, que nombraría el 7 de Agosto de 1941 una nueva Junta directiva reorganizadora de la Hdad. de Ntra. Sra. de los Reyes, acepatando la presidencia como exigía el Reglamento. El 15 de Diciembre del mismo año se estableció un nuevo Reglamento en el que desaparecía definitivamente el nombre de Hermandad para pasar a denominarse Asociciación de Fieles de la devoción a Ntra. Sra. de los Reyes.

La Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes, que también tiene el título del rey Fernando III, nació con la misión de fomentar el culto a sus imágenes titulares: La Virgen y el Santo Monarca, y también para colaborar en el mantenimiento histórico-cultural de la Capilla Real, junto al Cabildo de Capellanes Reales.

Las Principales actividades que ha realizado la Asociación es el de restaurar numerosos enseres de la Virgen, cuidar de los mismos, organizar las procesiones de la Virgen y colaborar con los dos Cabildos y el Arzobispo en todas las realizaciones que redunden en beneficio de propagar el culto a la Virgen de los Reyes y a San Fernando, así como la programción y recaudación de obras sociales.

La junta directiva de la Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes y de San Fernando reparte sus papeletas de sitio a todos aquellos miembros que desean cada 15 de agosto formar en la solemne procesión de la Virgen de los Reyes. Los miembros de la Asociación forman con cirios en el primer bloque de representaciones que figuran en el cortejo.

Por otra parte, durante todo el año también realizan numerosos actos en la Capilla Real, como el día 14 de febrero, en homenaje a todos los matrimonios cristianos que han cumplido sus bodas de oro. La Asociación creó, además, la Escolanía que lleva el título de Nuestra Señora de los Reyes.

En 1982 fueron ampliados los Estatutos en sus fines denominándose "Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando". Para cumplir los fines ampliados se potencia la liturgia de la Festividad de San Fernando con ampliación del horario de visita de los fieles a la urna descubierta con el cuerpo del Santo Rey y, con objeto de un mayor conocimiento de los diversos aspectos de su vida, la organización en las vísperas de sus festividad, de un Pregón junto a una breve velada musical en la Capilla Real presidido por el Prelado.